escritos de malevolia
IMG_4984



Querido diario:

Un mal día lo tiene cualquiera. Siempre hay malos días. Siempre hay grandes. A veces buenos. No son tan buenos estos tiempos.

Hoy quisiera estar sola. ¿Se nota?. Yo creo que se nota en mi cara. Cuando me miran les devuelvo una tajante expresión de odio. Eso es lo único que me hace sentir poderosa. Desearía un prolongado silencio ahora mismo. Que toda la gente del vagón se esfumara al abrir los ojos. Que se parara el metro en una estación oscura.
¿Te imaginas?. ¿Durante cuánto?

Podría durar horas, días, meses, no sé. ¿Cuánto dura el fin del mundo para los idiotas?. He llegado a la convicción de que es muy sencillo detener el tiempo cuando las cuestiones a tratar son filosofías baratas. Sin duda, hoy en día, el problema lo tienen las pirámides. Si, esos niveles. Es que son muchos. En el escalafón social del trabajo, dinero, amor y salud se pueden contar sin problemas los que no están corruptos, podridos de autoestima, pedantería y envidia. Aún así los niveles siguen creciendo para los trabajadores de clase media. No creo que esos rumanos estén satisfechos con el trabajo tercer mundista que le ha dado un explotador paleto de viñedos. ¿Y mañana?¿Qué?. No nos engañemos señores. Los ángeles se pueden contar uno a uno con los dedos de los pies. ¡Qué estoy diciendo!. Rectifico mentalmente: con los dedos de los pies y en una habitación oscura.

Una lástima. Una verdadera pena no poder estar sonriendo hoy. Puesto que de lo único que debería preocuparme es del tiempo. Estamos en Septiembre y aún no hace frío en Madrid. Esto no es mi Madrid. Esto no es el mundo. No es la realidad. Esto no es más que un vagón de metro. Aquí todos juegan con sus teléfonos móviles.

Cerraré un rato los ojos para ver si sucede algo interesante.



y cuando lo hice..



|
nota mental de un ojo
male
|
Tengo seis años. Mi padre está borracho. Se mete en mi cama. Me dice lo mala que fui. Se queja. Me cuenta que el bebe porque yo me porté mal. No entiendo nada. Despierto por ese olor. El hedor que emana su cuerpo es insoportable. Una mezcla enfermiza a whisky y sudor.
Hoy sólo logro recordar una sombra apoyada en mi almohada. No creo que abusara de mi. No era tan malo. Era que bebía, sólo eso.

La 1: 00 de la madrugada. Estoy en el bar con unos conocidos. Entra un hombre borracho. Se sienta cerca. Tan cerca que me irrita. Sostengo un cuaderno y dibujo. Aprieto el boli con fuerza. Todo es tan confuso. Me siento triste. Llevo un par de de días apagada.

El borracho le dice algo a uno de los que estamos. El olor se propaga rápido en el ambiente. Los recuerdos golpean. Todo, todo se extiende y mancha como un bote de tinta sobre el papel blanco. Aprieto el bolígrafo con más fuerza casi traspasando la hoja de abajo. Estoy intentando tachar mi vida. Borrar mi soledad. Tachar, tachar hasta que me duelan los dedos. Hasta que se vaya de aquí. Tachar con fuerza para oscurecer un garabato. Un garabato sobre un garabato, una mancha sobre otra que sigue estando aquí.
|
cómodamente insensible
escrito

Tengo miedo a quedarme cómodamente insensible en mi única vida. ¿Y Tú? ¿No tienes miedo a desaparecer siendo lo que eres ahora?

Me pregunto esta semana: ¿Qué quiero? ¿Quién soy?. ¿Me debo conformar con lo que tengo y trabajar en un banco, en una multinacional, en una asquerosa y fría oficina? La pregunta no suena muy convincente:¿Verdad?.

¿Por qué tenemos que ser esto y lo otro?
Formar una familia feliz y pasar el resto de nuestra vida pensando en lo bonito que sería ser otra persona y terminar nuestros días cobrando una pensión o amargados con nuestra pareja en 30 metros cuadrados.



¿Esa es mi única vida?
¿Hemos nacido para compadecernos o para luchar?


No puedo expresarme con voz. Me gustaría hablarte y contarte que pasa en mi cabeza estos días pero no lo entenderías jamás. Creo que guardaré silencio en este post porque es el lenguaje que mejor nos acompaña.




Nota:
Aprovecho para mandar un abrazo a un vecino que a perdido a un ser querido recientemente para enviarle fuerza y paz en estos días.

"La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que nos los roba muchas veces y definitivamente."
Francois Mauriac

|
mejorcita de lo mío
Me puse, me puse y al final ...
He reeditado el sonido p
orque estoy medio sorda y no me entero.
La idea comenzó en la cocina de mi casa y después ya no podía parar.






Nota:
Hoy he ido al teatro y he visto en la
sala triángulo de Lavapiés la obra:
"Mejorcita de lo mío"

Sí estás en Madrid deberías pasar a verla. Seguro que te gustará.
He actualizado
el blog del programa de radio con la dirección de la emisora.

Y por fin compré un teclado nuevo el Sábado.
Prometo no fregotearlo más.
|
la ciudad
IMG_2251
Entro en paz con Dios y pienso que es bueno. Dios es un ser pacifico que me ama. Dios es un cerdo con capucha que sacrifica ha humanos. Dios es una mujer. Una mujer desfigurada que sueña con ser prostituta. Dios es bueno. Dios sólo quiere amar. A mí Dios me ha dicho que las niñas buenas son las que no se quejan. A mí Dios me ha dicho que sí pudiera me salvaría. Que salvaría la desgracia del mundo y que se vendería en la calle Montera. Que le importan una mierda los extranjeros que se dejan la piel en un trabajo de mierda. Y que las mierdas te las ponen todos los días en el MC Donals que hace esquina entre la Montera y la Gran Vía.

Todos los días me topo con Dios. A veces es negro. A veces toca el saxofón con una mano de plástico a la salida del metro. A veces miro a Dios y sonrío. Otras le miro y siento un profundo asco. Todas las cosas se ponen siempre donde no corresponden. Pero son necesarias: el caos y Madrid. Necesarios para procrear en una gran urbe limitada. A tus pies un paso de peatones. Un largo camino al mundo de la moda, del prefabricado. Edificios manchados de café que ocupan bancos invisibles. Yo no soy Dios. Yo sólo le he visto al doblar la esquina.





wernas noxers cvon mi tercvladfo ersteroperadfo .
|
tengo muy buena suerte: cruzaré los dedos porque el destino existe de verdad!
martier

|
mi viaje, mi verano, mi vida..
No es fácil este cambio. He decidido romper con mi vida. Ser independiente, viajar, escribir, hacer fotos, soñar. He roto con todo. Quiero empezar, pero lo veo complicado. Quiero estar sola sin nadie a mi lado. Sin pareja. Sólo yo y mi mochila. Elegir la vida que quiero y sobretodo nunca nunca dejar de soñar cosas pequeñas, posibles y bellas:


Fue guardar un tesoro,
fue sujetar algo a punto de romperse,
contener el mar sobre el pecho y respirar muy lento.
Acercarnos hasta la mitad sin ver,
sin saber que habría en el final.
¿Qué sería?

IMG_5022
|
7 años después del accidente
Lo primero que he echo ha sido apagar el móvil. He sacado la tarjeta y la he tirado por el retrete. No quiero escuchar la voz de mi jefe nunca más.

Debería sentir miedo pero no es así. Para celebrarlo me pongo una copa. Los pies sobre la mesa. No me gustan mis pies. No me gustan las mesas de cristal. Me parecen una nota de mal gusto en cualquier apartamento. Un día alguien pone los pies sobre la mesa y se quiebra la superficie.

Después de unos cubatas siento el pánico. ¿Tengo una crisis?. ¿Qué quiero?.

Me apetece un cigarro o una pastilla. Me tiembla el pulso. La pierna nerviosa golpea contra el cristal. Todo desordenado. Todo mal. Nada en su sitio. Me duele la cabeza. Necesito un cigarro. ¿He dejado de fumar? ¿Hace cuánto?. Busco en los cajones pero ya no hay ninguna cajetilla. Estoy limpia.

¿A dónde va todo lo que echamos cuando tiramos de la cadena?.¿A las alcantarillas?.

No lo sé. Ni lo podré saber porque ya no me creo nada, ya no creo en nadie.

Estoy bebida. No sé lo que digo. ¿O si? Dicen que los niños y los borrachos nunca mienten. Mi padre era un maldito borracho y siempre mentía: dijo que iríamos de vacaciones y se gastó todo en juegos y putas. Mentía cuando decía que esta era la última vez, mentía cuando juraba que no lo haría, cuando bajaba cinco minutos a la calle...

Mírame estoy borracha. Ausente pero llena de recuerdos. Siempre con la sensación de querer contar y callar. Este quemazón hace que siga oyendo su voz. Es como sí de vez en cuando siguiera visitándome. ¿He quedado otra vez con él?.

Ahora soy yo la que grita con su voz. Con la voz. Me dice:
-nunca serás querida. Te lo mereces.

Me lo dice desde la lejanía porque siempre fue un cobarde. Nos abandonó. Un buen día se largó sin despedirse.
La cabeza marcha mal. Meo. Dejo el grifo de la bañera abierto. Tiro de la cadena, no sin antes mirar sí la tarjeta sigue flotando. Es inútil: no hay ninguna tarjeta.

El vaho cubre los cristales. Agua caliente. Me introduzco dentro. Meto la cabeza. Aguanto un rato la respiración y después sigo estando aquí. Todo un logro. Sigo viva. Viva del accidente diario que se supone estar viva. Viva por suerte. Llena de ganas para que mi vida, la que tenía que haber sido,
sea.






NOTA:
Es un escrito. Yo ahora estoy feliz como una perdiz. Pero es cierto, cada palabra es real. Sigo con mi terapia de redacción. Como el psicoloco pero mucho mejor. Te mando un abrazo.

|
30
Ilustración de Lluís Cadafalch




|

mart

Tengo sueños horribles. Sólo veo muertes. Un charco de sangre bajo la cama. Asesinatos injustos que terminan con un disparo, mutilaciones, vejaciones, torturas. Me fascina la muerte. También veo en mi cabeza una amenaza aún más terrible. El mismo diablo con dos grandes garras: más abajo sentada veo a la niña y a su izquierda al ángel protector. En mis regresiones me veo a mí. No me gusto. He matado lo bueno. Anoche me quedé completamente sola. Cuando B fue a comprar me miré en su espejo muy fijamente hasta desfigurarme el rostro. Me odiaba por haber matado al ángel. Me acordé de mi padre. De como metía las cosas en una caja antes de dejarnos. Nunca nos quiso. A mi me odiaba. Se pasaba las horas muertas frente al ordenador. Yo odiaba los ordenadores. Juré que jamás sería como él. Que jamás bebería, que jamás abandonaría a mis hijos. Que cuidaría de mi pareja. Me acordé del llanto desagradable de mi madre. De mi falsedad al abrazar. Del odio. De la sucia mentira. Pero él siempre me encuentra.

|
cielo



Soñé que moría. Pero no me dolía. Soné que subía al cielo. Que allá arriba nadie tenía miedo. Que desde lo alto los problemas eran insignificantes. Dios juraba que cuidaría de mí. Sí me quedaba allí nada malo sucedería. No tendría que pensar en mi vecina.

Mi vecina tiene cáncer. Sé que algún día la encontraré en el cielo. Ella me sonríe cuando bajo a verla y me dice que no pasa nada. Pero yo lo sé. Desde mi cielo se sabe todo.
Las mujeres buenas mueren de cáncer. Yo no quiero morir así. Por eso cuando nadie mira subo un rato al cielo para pedirle a Dios que esté con las mujeres buenas. Que cuide de ellas.


|
desencanto

Extra, extra!!!! últimas noticias:
Me acaban de lla
mar empiezo
la
semana que viene el curso!!
Foto 306




Nota:
Para los madrileños y madrileñas hay un videoforum gratuito este 29 de junio(viernes) a las 18:30h en el Centro Cultural de Valverde (Pza. Islas Azores 1). Se proyectará la película
los chicos de coro

|
>